‘Mi vida con un TDAH’, por Milagros Martín-Lunas — Dame tres minutos

Hoy me ha escrito Mila para hablarme de su nuevo libro, cuyo título ves arriba. Mila es, para mí, una amiga. Sobre todo. Luego, es una magnífica persona, una enorme periodista y escritora (con todas las letras)… y muchas más cosas. La vida hizo que coincidiéramos “gracias” a las siglas que destacan como parte del […]

a través de ‘Mi vida con un TDAH’, por Milagros Martín-Lunas — Dame tres minutos

TDAH en adultos

“La ‘aristeia’: una conmoción ante lo bueno, que no movía tanto a ser mejor que los demás como a ser mejor que uno mismo”. (Pedro Olalla)

 

Cuando llega el diagnóstico, después de años nadando a contracorriente, se siente un gran alivio, la persona entiende al fin lo que le pasa y se comienza a gestionar el trastorno. Las situaciones más simples podrían ser en las que no se entera de las ironías pero a veces también esas generan problemas.

 

Comparto publicación de The National Institute of Mental Health Information Resource Center:

En busca de una respuesta al trastorno de déficit de atención con hiperactividad en los adultos

¿Qué es el trastorno de déficit de atención con hiperactividad?

El trastorno de déficit de atención con hiperactividad se define como un patrón persistente de falta de atención, hiperactividad e impulsividad que impiden el funcionamiento o el desarrollo.

  • Falta de atención significa que una persona se distrae de lo que está haciendo, no es persistente, tiene dificultad para mantenerse enfocada y es desorganizada. Estos problemas no se deben a la rebeldía o a la falta de comprensión.
  • Hiperactividad significa que una persona se mueve de un lado a otro en exceso cuando eso no es apropiado o se muestra inquieta, toquetea o da palmadas a las cosas o habla demasiado. En los adultos, puede parecer que son extremadamente inquietos o terminan agotando a los demás con su exceso de actividad.
  • Impulsividad significa acciones precipitadas realizadas sin pensar o un deseo de recibir una recompensa inmediata o la imposibilidad de retrasar la gratificación. Hay una gran posibilidad de que estos actos impulsivos causen daño. Una persona impulsiva puede ser socialmente entrometida e interrumpir demasiado a las demás o tomar decisiones importantes sin considerar las consecuencias a largo plazo.

El trastorno de déficit de atención con hiperactividad comienza en la infancia y se considera un trastorno del desarrollo, pero es posible que no se diagnostique sino hasta la adolescencia o la edad adulta.

Para recibir un diagnóstico del trastorno de déficit de atención con hiperactividad en la edad adulta:

 

Sigue leyendo “TDAH en adultos”